Acceso a la jubilación anticipada de trabajadores fijos discontinuos tras un despido

En el caso de cese involuntario de un trabajador, despido, el trabajador necesita haber estado inscrito como demandante de empleo, un mínimo de 6 meses, antes de poder optar por su jubilación anticipada. Requisito que en el caso de los trabajadores fijos discontinuos venía siendo controvertida dada la peculiaridad de esta relación laboral.

Este requisito ha sido flexibilizado por el Tribunal Supremo, que ha considerado que ese periodo mínimo de inscripción como demandantes de empleo puede computarse también durante los periodos de inactividad, ya que la norma que lo regula no especifica que los 6 meses de inscripción como demandante de empleo deban contarse necesariamente desde la fecha de extinción del contrato. Añadiendo, además, que los trabajadores fijos discontinuos se encuentran en situación legal de desempleo durante los periodos de inactividad.

En concreto, los periodos en que el trabajador ha estado apuntada al paro tanto con su contrato en vigor pero suspendido por finalizar el llamamiento como después de su extinción definitiva del contrato, deben ser tenerse en cuenta para ester periodo de carencia. De forma que si en conjunto superan ese plazo mínimo de 6 meses previos que exige la normativa, al trabajador se le considera cumplido este requisito y puede acceder a la jubilación anticipada.

Todo ello tal como se indica, entre otras, en la sentencia del Tribunal Supremo – Sala de lo Social, de 4 de julio de 2023 – recurso 1813/2020.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *