Los trabajadores de Alta Dirección para ser considerados como tales, ha de reunir dos requisitos fundamentales:

  • Ejercitar Poderes, relativos a la titularidad jurídica de la empresa y a los objetivos de esta.
  • Tener autonomía y plena responsabilidad, limitada únicamente por los que determinen los estatutos de la empresa y órganos superiores de gobierno de la misma.

Sorry, this website uses features that your browser doesn’t support. Upgrade to a newer version of Firefox, Chrome, Safari, or Edge and you’ll be all set.