La prescripción de las infracciones laborales de la empresa en la LISOSCuando una empresa incurre en alguno de los supuestos previstos en la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social, a la hora de que esa infracción pueda ser sancionada por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social hay que tener en cuenta el plazo de prescripción de la misma, y una vez que la actuación inspectora ha tenido lugar, se debe tener en consideración un segundo plazo para la reclamación del pago de la sanción impuesta.

Estos plazos no son aplicables a las faltas cometidas por los trabajadores en el marco de su relación laboral, que cuentan con una regulación específica detallada aquí: Plazo de prescripción para sancionar a un trabajador por faltas laborales.

El plazo de prescripción de las infracciones de la empresa

Las infracciones en las que incurra la empresa, tal como se indica en el artículo 4 Real Decreto Legislativo 5/2000, de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, podrán ser sancionadas, de forma general, durante un plazo de 3 años contados desde la fecha en que se cometió la infracción. Excepto en los siguientes supuestos:

Estos plazos se interrumpirán en el momento en que, con conocimiento de la empresa, se inicie un procedimiento administrativo para aplicar la sanción correspondiente, si procede.

El plazo de prescripción de las sanciones impuestas a la empresa

Una vez que la Inspección ya ha levantado acta de la infracción de la empresa va a comenzar un nuevo plazo, pero la prescripción de las sanciones no se encuentra regulada en la LISOS, por lo que hay que recurrir a la Ley 40/2015, de Régimen Jurídico del Sector Público, que en su artículo 30.1 dice “Las infracciones y sanciones prescribirán según lo dispuesto en las leyes que las establezcan.”, y al no indicar nada sobre las sanciones la ley correspondiente, como ya se ha indicado, hay que continuar con lo previsto en este mismo precepto que establece los siguientes plazos:

  • muy graves, a los 3 años.
  • graves, a los 2 años.
  • leves, en un año.

Estos plazos comenzarán a contarse a partir del día siguiente a aquel en que sea ejecutable la resolución por la que se impone la sanción, o bien haya transcurrido el plazo para recurrirla.

En el caso de las sanciones la interrupción de los plazos de prescripción tendrá lugar por el inicio del procedimiento de ejecución de la misma, con conocimiento del interesado.

Reanudación de la prescripción

Tanto si se trata de infracción como de sanción, el plazo se reanudará cuando el proceso esté paralizado más de un mes por causa no imputable a la empresa.



Sorry, this website uses features that your browser doesn’t support. Upgrade to a newer version of Firefox, Chrome, Safari, or Edge and you’ll be all set.