Una trabajadora es declarada en situación de incapacidad permanente total para su profesión habitual por el INSS, y su empresa al tener conocimiento de ello procede a extinguir su contrato de trabajo. Ante lo cual la trabajadora demanda a la empresa por despido improcedente, porque la empresa no le ha comunicado esa extinción por escrito, ni ha comprobado si existían otros puestos de trabajo en la empresa donde recolocarla, en lugar de dar por finalizada la relación laboral.

Regístrese para leer más…

Sorry, this website uses features that your browser doesn’t support. Upgrade to a newer version of Firefox, Chrome, Safari, or Edge and you’ll be all set.