Una empresa y los representantes de sus trabajadores inician las negociaciones para el desarrollo del calendario laboral anual, pero en el transcurso de las mismas no se consigue llegar a un acuerdo, y como el tiempo de negoción no puede ser infinito, la empresa desarrolla el calendario de forma unilateral y lo comunica a los trabajadores y a sus representantes. Pero estos últimos no consideran correcta la actuación de la empresa reclama solicitando la nulidad del calendario.

Regístrese para leer más...

Sorry, this website uses features that your browser doesn’t support. Upgrade to a newer version of Firefox, Chrome, Safari, or Edge and you’ll be all set.