Procedimiento Laboral

Una empresa despide por causas objetivas a uno de sus empleados. Este despido es declarado improcedente por defectos de forma. Tras lo cual la empresa opta por la readmisión del trabajador, y al día siguiente de esta opción, sin dar lugar a que vuelva a ocupar su puesto de trabajo, la empresa procede a despedirlo de nuevo por la misma causa, con un nuevo despido objetivo en el que ha subsanado los defectos del primero, y que en esta ocasión es considerado procedente.

Ante esta situación el trabajador considera que al no realizar ni una sola hora de trabajo en su puesto, la readmisión por la que optó la empresa no tuvo lugar, sino que lo que se produjo fue una readmisión irregular, por lo que por esta causa reclama la ejecución de la primera sentencia para poder dar por resuelta la relación laboral en los términos de la declaración de improcedencia inicial.

Regístrese para leer más…

Sorry, this website uses features that your browser doesn’t support. Upgrade to a newer version of Firefox, Chrome, Safari, or Edge and you’ll be all set.