¿Puede un trabajador elegir las horas para ir a votar o las puede imponer la empresa?
El permiso para votar en elecciones es un derecho absoluto e incondicional, por lo que la empresa está obligada a facilitar las 4 horas retribuidas correspondientes al mismo, sin poder impedir al trabajador que lo ejerza.

Aunque al mismo tiempo la empresa debe continuar funcionando con la mayor normalidad posible, por lo que la empresa tiene la capacidad de organizar el trabajo durante el día de votación para que ambos hechos, la votación y la actividad laboral, se desarrollen con las menores incidencias posibles del uno sobre el otro. Como se indica, entre otras, en la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra de 25 de octubre de 2010 – recurso 227/2010.

Por lo que en un principio, no hay problema en que la empresa fije horquillas de tiempo en las que es posible llevar a efecto el derecho al voto.



Sorry, this website uses features that your browser doesn’t support. Upgrade to a newer version of Firefox, Chrome, Safari, or Edge and you’ll be all set.