En el caso de un teletrabajador, ¿se puede considerar accidente de trabajo el infarto que tiene lugar en su domicilio?

En el caso de un teletrabajador, ¿se puede considerar accidente de trabajo el infarto que tiene lugar en su domicilio?En primer lugar hay que ver la definición de accidente de trabajo que se da en el artículo 156 Real Decreto Legislativo 8/2015, de la Ley General de la Seguridad Social, que en su apartado 1º indica “Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”; y en su apartado 3º remarca “Se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo”.

Es decir, que si el infarto de miocardio se produce durante su jornada laboral, aunque esté desarrollando ésta en régimen de teletrabajo, y se encuentre en su domicilio ya que éste es el lugar donde se debe realizar su prestación laboral, tiene la consideración de accidente de trabajo, ya que ha de darse esta consideración a cualquier daño que de forma súbita “sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo”. Siendo indiferente el lugar físico de esa prestación. Tal como se indica, entre otras, en la sentencia del Tribunal Supremo – Sala Cuarta, de 8 de marzo de 2016 – recurso 644/2015.

Es más, aunque las funciones que el trabajador estuviera desarrollando en el momento de sufrir el infarto fueran diferentes a las que inicialmente tenga reconocidas como propias en su contrato de trabajo, cuando esas tareas fueran desarrolladas por orden de la empresa, también tendrán la consideración de accidente de trabajo, tal como se indica en el apartado 2.3 del articulo ya citado “Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su categoría profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa”. Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de abril de 2018 - recurso 4123/2015.

Para que no se pueda considerar la laboralidad del accidente ocurrido en estas circunstancias, se debe acreditar que no hay relación entre el daño sufrido por el trabajador por razón del infarto agudo de miocardio y la actividad que desempeñaba en ese momento, o también que se trate del desenlace de una enfermedad previa sobre la que el trabajo no ha tenido nada que ver para que actúe de desencadenante de la lesión. Sentencia del Tribunal Supremo – Sala Cuarta, de 20 de octubre de 2009 – recurso 1810/2008, o de 18 de diciembre de 2013 – recurso 726/2013.

Estos mismos criterios son de aplicación también en el resto de eventos cardíacos y ataques cerebrales, tales como la angina de pecho, cardiopatía dilatada, un ictus, una hemorragia intraparenquimatosa o una hiposia cerebral, entre otras muchas.



Acceda a todo Ayuda Laboral Plus

Pulsa aquí para ver modalidades de suscripción

Ayuda Laboral, ayudalaboral.net, a su servicio en la Red desde 1998 - Aviso Legal - Politica de Privacidad -  Google+